Los avances en pagos electrónicos online


La tecnología avanza en todos los campos, y el de los pagos electrónicos no se queda atrás. Es muy posible que en pocos años, las tarjetas de crédito, débito e incluso los billetes podrían desaparecer. Con un simple apretón de manos podrá firmarse un acuerdo comercial, como se hacía antaño, y no será necesario firmar nada, porque el dinero fluirá mediante sistemas electrónicos a través del cuerpo humano.

Como es lógico, esta tecnología está aún en su etapa experimental pero ya en muchos lugares se puede utilizar la tecnología EMV, contactless, es decir, sin contacto. Hablamos de tarjetas que se acercan a la máquina lectora y que, si el precio a pagar es inferior a cierto límite, no es necesario dejar PIN ni firma.

Pagar con dispositivos inteligentes

Los wearables y los dispositivos móviles inteligentes son también una vía para realizar pagos electrónicos. Con aplicaciones móviles en smartphones y tabletas e incluso con relojes inteligentes. En el caso de los relojes inteligentes el sistema consiste en una pequeña tarjeta que se inserta dentro del dispositivo y a través del cual se puede pagar en comercios, pagar el transporte urbano, acceder a estadios, museos, restaurantes, etc.

Las entidades financieras se adaptan a los nuevos tiempos

Conscientes del avance tecnológico, son las propias entidades financieras las que incluyen nuevos sistemas para favorecer el pago electrónico a sus clientes y muchas de ellas apuestan por la creación de aplicaciones móviles para poder pagar en comercios y establecimientos con el teléfono o la tablet a partir de códigos QR.

La tecnología pasa no sólo por los nuevos sistemas electrónicos de pago sino también por los nuevos sistemas de financiación, como los créditos online. Cada vez existen más plataformas a en internet que ofrecen esta forma de financiación, que además resulta cada vez más atractiva para muchos clientes puesto que no demandan avales ni requisitos excesivos.

PayPal y las redes sociales

Queda claro que la tecnología avanza de manera imparable, y el hecho de incluir la información de la tarjeta de crédito en el teléfono permite que se comience a experimentar con formas de pago novedosas.

Sistemas como PayPal cuentan cada vez con más usuarios y en los próximos años, en Estados Unidos ya es posible, se puede traspasar dinero mediante chat a un contacto de Facebook. Las redes sociales son el siguiente territorio a conquistar por la tecnología para los sistemas de pago electrónico.

Cuando se “democratice” y se extienda a toda la población el pago electrónico mediante redes sociales, la clave será encontrar sistemas seguros de pago y evitar los ataques de ciberseguridad.

Compartir en Google Plus

Acerca de Admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios