La tecnología nos deja en casa

Cada día resulta más sencillo realizar cualquier tarea cotidiana. Hace años, para localizar a un familiar o amigo tenías que llamar al fijo de casa y preguntar por esa persona, sin saber a veces si quiera si tendríamos éxito. Ahora nos basta con visitar su perfil en cualquier red social o mirar su estado de conexión en cualquier aplicación de Smartphone. Las nuevas generaciones no conocen esa incertidumbre, y seguramente ni se les habrá ocurrido nunca salir a buscar a algún amigo o amiga a la calle, porque desde casa podemos averiguar quién está “on line”. Así tenemos la sensación de estar conectados con los demás, pero no todo es lo que parece.

Acciones como hacer la compra ahora se pueden hacer con un ordenador. Pero vamos más allá, actividades de ocio como ir de compras o jugar en un casino también lo podemos hacer desde nuestro portátil, pero cuidado, el estar conectados significa que otros también tienen acceso a nuestros gustos. También desde nuestro móvil podemos seguir la actualidad de nuestro equipo deportivo favorito o realizar apuestas online como podemos ver aquí: https://extra.bet365.es/news/es/Otros-Deportes .

Hay que ser realista y reconocer que la tecnología nos ayuda a que nuestras vidas sean más cómodas, y sobre todo, nos ahorra un tiempo muy valioso en muchos aspectos de nuestra vida que podemos aprovechar para dedicarle a lo que necesitemos en ese momento. Pero también es verdad que para algunas cosas, le resta ese toque de romanticismo que nunca se debe perder.  Hacer la compra y saludar a tu frutero de confianza que te da siempre las mejores naranjas, ir de tiendas y probarte todo lo que te apetezca, o compartir un rato agradable con los amigos en el casino, son momentos que no debemos perder y si lo hemos hecho, debemos hacer un esfuerzo por recuperarlos.

Los tiempos cambian, las tecnologías avanzan y las generaciones evolucionan y no esperan a nadie. Hay que adaptarse, y sobre todo formarse y reciclarse para estar al tanto de todo y no quedarse desfasado. Si preguntamos a una persona de 60 años en adelante si se imaginaba esta evolución en las comunicaciones y en el acceso a mercados tan básicos como comprar el pan te diría que no, pero más de la mitad de su década tiene o ha tenido acceso a una red social, porque ahora mismo es la manera más eficaz de integrarse y tener contacto con tus familiares y amigos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios