Conoce los tipos de batería más habituales


A una batería se le pide, sobre todo, que sea muy efectiva. Es decir, que necesite poco tiempo para ponerse a punto a cambio de ser capaz de proporcionar horas y horas de uso del móvil. Y es que, hoy día, el smartphone se usa para todo, y la batería acaba por resentirse.

Claro que combatir la obsolescencia programada y alargar lo máximo posible la vida de la batería, como pieza fundamental del teléfono, se puede conseguir con consejos prácticos. No dejar que se descargue por debajo del 5% o enchufado mucho tiempo tras alcanzar el 100%, cerrar las aplicaciones y las conexiones del dispositivo que permanecen activas (WiFi, Bluetooth o 3G) o prescindir de aquello que no necesite (como exceso de brillo, localización, etc.) puede resultar de utilidad.

Cierto es que no es habitual interesarse por el material del que están hechas las baterías, o por qué cuidados necesitan. No se repara más que en la marca y el modelo de móvil que la necesita, así que lo que se suele pedir a una web que las venda es que las ordene en función de ello. La batería del Samsung Galaxy S3 Mini, la del Galaxy J1, la del Xcover 3 y la de muchos otros modelos de la marca, es la tienda online de Baterías para móviles, en el apartado Samsung.

Su web bateriasparamovil.es vende también las de móviles Apple, Blackberry, HTC, Huawei, LG, Nokia, Samsung y Sony.

Tipos de baterías para móviles

Batería de iones de litio. En ellas, se utiliza como electrolito (conductor eléctrico) una sal de litio que aporta los iones necesarios para la reacción electroquímica correspondiente.

Se considera, en la actualidad, la mejor de cuantas se pueden adquirir. Al contrario de lo que sucede con otras, no necesita estar al 0% para poder recargarla, y se desconectará de forma automática para evitar la sobrecarga. La ligereza de sus componentes, su capacidad y su resistencia son otras propiedades destacables.

Batería de níquel-cadmio (NiCd). Tiene considerables contras que hacen que su uso esté cediendo ante el de otros materiales. Para empezar, el efecto memoria, es decir, el fenómeno que reduce la capacidad de las baterías con cargas incompletas. Pero también el hecho de que el cadmio sea muy contaminante.

Eso sí, es justo acordarse también de que presentan más ciclos de carga y descarga que las NiMH.

Batería de níquel-metal hidruro (NiMH): No necesitan al caro y contaminante cadmio, tiene mayor capacidad de carga y un efecto memoria también menor, aunque no lo elimina por completo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios